CRISTO DE LA AGONÍA

Imagen perteneciente a la Orden Franciscana Seglar. Las imágenes del Cristo de la Agonía, conocido en su momento también como Cristo de la Espiración, con la Magdalena a los pies de la Cruz, ésta última desaparecida durante la Guerra Civil, fueron encargadas por la Venerable Orden Tercera de San Francisco al escultor murciano Francisco Salzillo en 1773 y estrenadas en la Semana Santa de 1774, pagando por ellas 170 libras.

El Cristo de la Agonía está considerado como una de las máximas realizaciones de Salzillo en el tema de la Crucifixión.

Montesinos en su “Compendio Histórico Oriolano” lo describe así: “El Santísimo Christo de la Espiración, y la Magdalena arrodillada sobre el monte al pie de la Cruz; (echura del célebre Zarzillo, escultor de la ciudad de Murcia) esta santa imagen se estrenó en el año 1774.”

Se venera en la Capilla de Nuestro Padre Jesús Nazareno (Convento de PP. Franciscanos).

Desfila el Miércoles y Viernes Santo en la Procesión General, acompañado por nazarenos con vestas de terciopelo morado.

En 1999, siguiendo con el afán de mantener las tradiciones, se realiza por parte de los Hermanos Martínez el trono del Cristo de la Agonía, preparado para ser portado a hombros, en madera con adornos plateados y que llamaría ostensiblemente la atención desde ese momento por tener entre sus costaleros una gran mayoría de mujeres. Finalmente, en 2002, se realizó también por Benedicto Martínez e Hijos el trono que faltaba para constatar la renovación de la Orden, el de la Dolorosa y San Juan, en madera y plata, con un chasis adaptado para ser portado a hombros en un futuro esperemos que próximo y en el cual destaca lo espectacular de su iluminación.